Día de la Candelaria: ¡Tamales para todos! (Con receta incluida)

¡Ay! Se terminan las celebraciones de fin de año y todos queremos ponernos a dieta y comenzar a perder esas libras de más que acumulamos durante las fiestas. Pero siempre está esa última fecha especial en febrero que echa a perder nuestros planes saludables. Porque, en serio, ¿quién no está esperando con ansias los tamalitos el Día de la Candelaria? Quien se haya sacado el muñequito en la rosca de reyes el 5 de enero, seguramente tiene el compromiso de comprar los tamales para compartirlos en familia y pocos son los que pueden resistirse. Pero ¿saben ustedes de dónde proviene esta deliciosa tradición?

Día de la Candelaria: Celebramos la presentación de Jesús en el templo.

El origen de esta festividad es religioso, en la que se conmemora la purificación de la Virgen y la presentación de Jesucristo en el templo. Cada 2 de febrero, las familias católicas celebran este día llevando a bendecir la imagen del niño Jesús a la Iglesia, evocándose las palabras de Simeón, un hombre justo que se acercó a los padres de Jesús para celebrar que Dios hubiese cumplido su promesa al haber enviado a su hijo a salvar a los hombres, siendo este La Luz que guiaría al rebaño del Señor por el camino del bien.

Por ello, la celebración de la Candelaria se conoce también como la fiesta de La Luz o de las Candelas. Como sea, seamos católicos, cristianos o no, esta tradición está tan arraigada en nuestra cultura que no dejamos pasar la oportunidad de comer unos tamales el día de la Candelaria.

Se cree que la asociación de esta fecha con los tamales tiene que ver con la coincidencia de los ciclos agrícolas de los pueblos antiguos y la importancia que

Tláloc, Dios de la lluvia en las culturas prehispánicas

tiene el maíz en nuestra cultura, ya que, según los códices de Fray Bernardino de Sahagún, el 2 de febrero coincide con las fechas en el calendario azteca en el que se celebraba a algunos dioses “tlaloques” (los ayudantes de Tláloc encargados de repartir la lluvia y por tanto de impulsar el crecimiento de los cultivos). Así mismo, los tamales son un ejemplo de como se unieron las tradiciones prehispánicas y europeas durante la colonia. El origen de este alimento es prehispánico, su nombre proviene del náhuatl, tamalli. En aquella época, los tamales no se preparaban con manteca de cerdo, pero con la llegada de los españoles se añadieron ingredientes que se mantienen hasta la actualidad. Como quiera que sea, no se sabe con certeza porqué este es el platillo con el que celebramos este día. Lo cierto es que es un platillo fácil de prepararse (aunque un poco tardado) y que ofrece una gran variedad de sabores. 

Ya sea con hoja de maíz u hoja de plátano, con salsa verde, roja, mole con rajas, pollo, puerco o diferentes variedades de dulce (piña, guayaba, fresa, nuez), lo cierto es que los tamales no dejan indiferente a ninguno y le dan un delicioso cierre a la temporada de la comida que nos hace ganar un poquito de peso. Total, después de estos tamales ahora sí, a dieta ¿A poco no reinas hermosas?

Hay una gran variedad de tamales en nuestra cultura.

Y para las que no saben como prepararlos aquí les compartimos una receta:

TAMALES CASEROS CON RELLENO ROJO

(Ingredientes para 8 a 10 personas)

Tamales con relleno rojo y salsa Pico Pica

INGREDIENTES PARA LA MASA:

  • 2 lbs de masa blanca para tortillas
  • 2 tazas de caldo de carne o pollo
  • 14 oz. de manteca de cerdo
  • 1 1/2 cucharada de polvo para hornear
  • 50 hojas de maíz para tamal, lavadas, remojadas y secas

PARA EL RELLENO:

  • 10 onzas de carne maciza de cerdo cocida con una cebolla, hierbas de olor y deshebrada
  • 5 onzas de chiles anchos remojados en agua muy caliente, desvenados y despepitados
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de manteca de cerdo
  • Sal al gusto

Los chiles anchos se licúan con los ajos y agua donde se remojaron. Esta salsa se fríe en la manteca. Se añade la carne, se sazonan con sal y se deja hervir unos minutos hasta que quede espesa.

PREPARACIÓN

Bate muy bien la masa con el caldo durante 20 minutos o hasta que la masa se sienta suave y moldeable al tacto. Aparte, batir la manteca hasta que quede esponjosa y se añade a la masa. Se bate todo con fuerza hasta que al poner un pedazo de la masa en un vaso de agua fría ésta flote. Añadir el polvo de hornear y la sal. Con una cuchara, distribuir la masa sobre una hoja de maíz y se pone el relleno. Se dobla la hoja de tamal y se pone a cocer en una tamalera sobre un colchón de hojas de tamal. Se dejan cocer durante 45 minutos y hasta que se desprendan fácilmente de las hojas.

Baña tus tamales con salsa roja Pico Pica y acompáñalos con frijoles refritos o de la olla.

Cuéntenos, ¿ustedes celebran el Día de la Candelaria con algún otro platillo?

En la cocina de Juanita’s estamos siempre atentos a sus comentarios. ¡Los esperamos!

Deja un comentario

Pin It on Pinterest